Homenaje al Cantor del Pueblo

Cantor hermano, cantor duro de boca.
Cantor sutil, hombre blando de orillas.
Como garzas viajeras unidas en bandadas
así marcha tu canto desplegado en los días.

Cantor del surco cuando pocos araban.
Cantor de sueños cuando todos dormían.
Piragüita sonora que baja de la selva
encarnaste tu canto para pescar la vida.

Tus chamarritas ay! en un mundo enrejado
y tus milongas donde hay aparcerías.
Guitarra que entre humildes fue trabajando el alba,
ella será el salario real por tu poesía.

Varón decidido en las cuatro estaciones,
músico tarareado por el peón galponero
Techo, pan y trabajo pasan por tus canciones
tal como el Padre Río un ocaso de fuego.

Cantor de la verdad que no tiene dos caras.
Cantor de la única cara de la alegría.
Hombre a la altura de su canto libre,
victorioso volando sobre las villanías.

A don Aníbal Sampayo,
cantor del pueblo uruguayo.
Hoy un cantor prisionero
por querer borrar la historia
( esa que tiene memoria
para el que tiene dinero ).