Violenta Perra!

Veintinueve de junio.
Una noticia helada
recorrió nuestras tierras,
recorrió nuestras tierras:
Latinoamericanos!
La Sedición dispara
contra el pueblo de Chile!
Violenta perra! Violenta perra!

Vimos pronto los hilos
que movían los tanques
que buscaban la guerra,
que buscaban la guerra!
Hilos de acaudalados
señores que a distancia
te azuzan en las tripas!
Violenta perra! Violenta perra!

Manos de adinerados
viejos explotadores
y dueños de las tierras,
y dueños de las tierras
que en las calles del pueblo
y a espaldas de ese pueblo
muestran tu cruel colmillo!
Violenta perra! Violenta perra!

Espías y lacayos,
mercenarios bufones
que viven de las guerras,
que viven de las guerras,
salieron de mañana
montando en tu esqueleto
a amedrentar a Chile.
Violenta perra! Violenta perra!

Tu ladrido de esbirra
se enseñoreó unas horas
y ensangrentó estas tierras,
y ensangrentó estas tierras.
Pero el canto del pueblo
acalló tus aullidos
de vieja puta zorra.
Violenta perra! Violenta perra!

Herida, en retirada
huiste a tus guaridas
con tus babas de guerra,
con tus babas de guerra.
Que el ejemplo de Chile
de a poco te convenza:
América te vence!
Violenta perra! Violenta perra!

Buenos Aires / julio 1973